itRosario

Arte y Cultura Turismo

Pasaje Juramento: el legado escultórico de Lola Mora

lola - Monumento A La Bandera

¿Sabías que podés encontrar la obra de Lola Mora también en Rosario? Esta multifacética artista tucumana dejó su impronta en nuestra ciudad. Fue, nada más y nada menos que en los alrededores del icónico Monumento a la Bandera, en el Pasaje Juramento. Te invitamos a conocer parte de la historia de Lola Mora y de sus esculturas, a través de la nota de hoy. ¡Acompañanos en este recorrido!

¿Quién fue Lola Mora?

Su verdadero nombre era Dolores Candelaria Mora Vega, pero todos los argentinos la conocemos como Lola Mora. Si bien aun hoy está en duda su lugar de nacimiento ya que tanto Salta como Tucumán se disputan dicho homenaje, la escultora siempre se sintió tucumana. Queda claro que nació entre 1866 y 1867 en el norte de nuestro país. Ya en su juventud, la pequeña Lola demostraba sus dotes artísticos en el estudio, el dibujo y la pintura.  Siendo solo una adolescente, quedó huérfana, sus padres murieron con pocos días de diferencia. Desde ese momento, estuvo a cargo del marido de una de sus hermanas. Sin embargo, dos años después, su vida cambiaría para siempre con la llegada, a Tucumán, del pintor italiano Santiago Falcucci. Con él pudo profundizar sus conocimientos artísticos y nutrirse del neoclasicismo y romanticismo italiano, movimientos que influyeron notablemente en su obra. 

Breve biografía de Lola Mora.

Una tucumana en Roma

Rápidamente, Lola comenzó a hacerse conocida en Tucumán realizando retratos en carbonilla de diferentes figuras públicas. En 1895, viajó a Buenos Aires para postularse para una beca que le permitirían perfeccionar sus estudios pictóricos en Europa. De esta forma, ya en 1897 se encontraba en Roma para aprender las mejores técnicas de la mano de Francesco Paolo Michetti, pintor y fotógrafo. Y fue allí, en la “ciudad eterna”, donde se enamoró del arte de la escultura. Sus grandes maestros fueron Constantino Barbella y Giulio Monteverde que le enseñaron a trabajar con terracota y mármol, respectivamente. Bajo el ala protectora de Monteverde, Lola abandonó la pintura para dedicarse de lleno al arte de la escultura. Instaló su casa-taller en Roma y viajó en reiteradas ocasiones a Buenos Aires para agendar y realizar encargos. 

El Pasaje Juramento: del sueño a la realidad

El Pasaje Juramento es una pequeña calle peatonal que conecta la parte posterior del Monumento Histórico Nacional a la Bandera con la calle Buenos Aires. Su nombre está vinculado claramente con el padre de la Bandera, al igual que el resto del conjunto. Alude al juramento realizado por la guarnición encomendada a Belgrano el 27 de febrero de 1812. Mientras el Monumento, diseñado por los arquitectos Ángel Guido y Alejandro Bustillo, fue inaugurado en junio de 1967; el Pasaje Juramento es mucho más joven. Su inauguración data del año 1997.

juramento - Esculturas Lola Mora
Las esculturas de Lola Mora se encuentran ubicadas detrás del Monumento a la Bandera. Autor: Facebook Monumento Nacional a la Bandera

De todos modos, ya en los diseños de Guido, se encontraba un boceto de lo que luego sería el Pasaje. Esto pudo concretarse recién en 1996, cuando la Municipalidad de Rosario convocó a un Concurso de Anteproyectos para completar, de forma definitiva, el Conjunto Cívico Monumental. De esta forma, el Pasaje Juramento se inauguró en dos momentos. La primera parte, en 1997, cuando la obra de la artista tucumana fue colocada, finalmente, sobre el espejo de agua. Dos años después, concluyó la inauguración con el nexo que vincula el Monumento y la Plaza 25 de mayo.

Lola Mora encuentra su lugar en Rosario

Una de las condiciones del Concurso de Anteproyectos realizado en 1996 era que incluyera la ubicación de las esculturas de Lola Mora. Éstas habían sido diseñadas mucho tiempo antes, a principios del siglo XX. Corría el año 1909. Eran las vísperas del centenario de la Revolución de Mayo. El Gobierno Nacional encargó la realización del Monumento a la Bandera y la Comisión del Centenario contrató a Lola Mora. En ese momento, la artista tucumana se encontraba en Italia. Desde allí, comenzó a crear las esculturas y las iba enviando a Argentina.  Lola estaba encargada de las figuras que representaban escenas históricas o alegóricas:  la bendición y aclamación de la Bandera, el combate, una figura femenina rompiendo las cadenas y el “Espíritu de la Patria”.

Juramento - Libertad
Lola Mora realizó diversas figuras alegóricas. Autor: Facebook Monumento Nacional a la Bandera.

Si bien estaba planeado que el Monumento se inaugurara en 1911, esto no sucedió por incumplimientos en el pago del contrato. Las idas y vueltas se extendieron hasta 1925 cuando se rescindió el viejo contrato y se realizó uno nuevo. Mientras tanto, las esculturas de Lola Mora deambularon por distintos espacios de la ciudad. Finalmente, en 1997, el legado de Lola Mora fue emplazado y ubicado en el sitio para el cual había sido creado. Hoy encontramos sus esculturas que ilustran el Monumento a la Bandera y reflejan la huella eterna de su gran creadora. Lola Mora significó un antes y un después en la historia del arte argentino y, especialmente, escultórico. Las esculturas que encontramos en el Pasaje Juramento son evidencia viva de ello. 

Autor de imagen de portada: Facebook Monumento Nacional a la Bandera.

Pasaje Juramento: el legado escultórico de Lola Mora ultima modifica: 2021-03-29T14:30:00-03:00 da Marina Artese Grillo

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
To Top
2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x