itRosario

Consejos útiles Curiosidad

“Un abrazo no se le niega a nadie”: abrazar en pandemia

abrazo - Brazos Extendidos

El pasado 2020 fue un año un tanto extraño para las demostraciones afectivas. Y en el inicio de este 2021, la situación no ha cambiado mucho. Los argentinos somos bastante expresivos, cariñosos y demostrativos. Nos abrazamos, nos besamos, saludamos con la mano, damos palmadas, aun cuando no conozcamos mucho a la otra persona. Esta es una característica que nos distingue en el resto del mundo. Por lo tanto, la llegada del COVID-19 ha impactado de lleno en nuestra esencia amiguera y nos quitó el regalo del abrazo. Aquellos que han cumplido años, durante los meses más duros de la cuarentena, son fieles testigo de ello. Pero no todo está perdido. Hoy en el Día Internacional del Abrazo queremos mostrarles otras formas de abrazar a la distancia. 

¿Por qué el 21 de enero es el Día Internacional del Abrazo?

Esta jornada internacional fue creada por el estadounidense Kevin Zaborney quien, en 1986, hizo un estudio sobre las demostraciones de afecto entre las personas. Dichas estadísticas demostraban la carencia de muestras de cariño que realizaba la gente en público. Asimismo, una parte de la población – decía Zaborney – abrazaba por “compromiso” u “obligación”. Por lo tanto, el Embajador estadounidense del Abrazo decidió comenzar una campaña que fomentara el gesto sincero entre las personas. De esta forma, el 21 de enero de ese año fue el primer día en que se celebró el Día del Abrazo en el pueblo Clio de Michigan. Inmediatamente, se difundió por todo Estados Unidos y por el mundo entero. Evidencia de ello es que esta festividad aparezca actualmente en nuestros calendarios y efemérides. 

Las palabras también abrazan

El 2020 fue un año extraño para todos y en todos los sentidos. Tal vez, los argentinos lo sentimos un poco más. Acostumbrados a abrazarnos, saludarnos con un beso y demostrar cariño constantemente con nuestros amigos y familiares, debimos reducir a la mínima expresión estas actitudes. La invisibilidad del virus, el miedo al contagio, la rápida propagación y el protocolo reglamentado por las autoridades nacionales limitaron nuestra accionar. Y el abrazo fue el primero – de las tantas demostraciones – que debimos abandonar.

abrazo - No Abrazo
La pandemia nos quitó la posibilidad de abrazarnos con nuestros seres queridos.

Sin embargo, no todo está perdido. Luego de un año de experiencia, podemos decir que hemos descubierto otras formas de abrazar a la distancia. Ya lo había estudiado Zaborney: el abrazo es solo la explicitación afectiva, es una representación del cariño, pero no la única. Existen otras donde no hay riesgo de contagio del virus pero sí podemos contagiar amor: mediante las palabras.

“¿Cómo andás?” y otros abrazos posibles en la pandemia

Estamos de acuerdo con que debemos reducir ciertas demostraciones de cariño que supongan el contacto con otros. Pero eso no quiere decir que debamos eliminarlas todas. Durante los meses más duros de la cuarentena, experimentamos muchas sensaciones y emociones. Una de ellas fue la soledad. La imposibilidad del abrazo no quita que – con barbijo puesto – podamos preguntarle al otro cómo anda, si necesita ayuda o si quiere hablar. Un simple llamado por teléfono y la escucha atenta pueden ser los antídotos más valiosos para soportar el aislamiento. No olvidemos que el “te extraño”, el “¿cómo estás hoy’” y el “gracias” también salvan muchas vidas.

abrazo - Apapacho
“¿Necesitás ayuda?” y “¿cómo andas?” también son formas de abrazar.

Por otro lado, pongamos una situación típica. Salimos a hacer las compras, nos encontramos en la calle y no podemos saludarnos. Con el barbijo, ni la sonrisa se nos ve. Pero un guiño de ojo (si los anteojos empañados lo permiten) o un saludo efusivo puede solucionarnos la encrucijada. Recordemos que, con el tono de voz y los gestos, también estamos comunicando. Por último, quizá ahora la cuarentena esté un poco más laxa y tengamos más oportunidades para vernos. Al despedirnos, un “cuidate” y un “mandame un mensaje cuando llegás a tu casa” suplantan claramente ese abrazo perdido. 

Un Día Internacional del Abrazo distinto, la misma esencia

Tal vez, cuando Kevin Zaborney, en 1986, ideó esta original campaña no imaginó que tan solo un par de décadas después la gente no podría abrazarse aunque quisiera. Aquella carencia, que impulsó a Zaborney a crear esta celebración, hoy nos demanda. Aun cuando en este año nos falten los abrazos y algunas demostraciones de cariño, no podemos dejar que el COVID-19 nos quite la posibilidad de sentirnos juntos a la distancia. Recordemos la etimología de la palabra nahuatl apapachar: “acariciar con el alma”. Es más que solo dar un abrazo, es dar consuelo con la esencia misma de nuestra persona. Es decir “te quiero”, “te extraño”, “¿cómo te fue hoy?”, “cuidate”, entre otras expresiones. Quizá, después de todo, digamos que la pandemia nos dejó alguna enseñanza positiva. Pudimos (re)descubrir la magia que esconden las palabras y que nos sigue conectando con nuestros seres queridos.

“Un abrazo no se le niega a nadie”: abrazar en pandemia ultima modifica: 2021-01-21T09:00:00-03:00 da Marina Artese Grillo

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Julieta B. Mollo

#GiornataMondialeDellAbbraccio 💜

Amira Celeste Giudice

Un abbraccio a tutti! 🌻

Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x