Mitos y leyendas

San Valentín en Rosario: la actualización del amor

Amor - San Valentin propone un brindis por el amor

Valentín, santo de los enamorados, se siente cómodo en Rosario. Una ciudad que cambió su fisonomía en un 100%, tiene a gran parte de sus habitantes enamorados de su río. ¿Pero qué era ese río antes? Era la cancha libre para el amor furtivo. La infraestructura iluminó los espacios que antaño eran lugares del amor. Estos espacios, conocidos como “villa cariño” (envidiado nombre para cualquier habitación residencial), en incontables oportunidades recibieron parejas y devolvieron familias.
El amor, que no tiene excusa ni lugar, se solazaba en las zonas costeras. Hoy la vista del río se ha democratizado al acceso público, quitándole oportunidad al asunto carnal para alimentar la idealización del amor. Charlar sí, besos quizás, pero para otras cosas mejor ir hacia las luces.

El mito prostibulario

Pichincha es el barrio festivo de la ciudad. Para noviembre de 2018 se montaron de manera casi definitiva unas atractivas luces en guirnaldas carnavalescas en las esquinas. Los bares y espacios de esparcimiento proliferaron en los últimos años de manera exponencial. Ahora sí pasó el barrio del mito prostibulario a ser el barrio de la diversión. En esas calles de casas bajas se forjó el mito fundacional de la ciudad, y allí van ahora en busca de entretenimiento nocturno los jóvenes rosarinos. Se puede encontrar el relato mítico en el famoso libro Prostitución y rufianismo de Nicolás Zini y Rafael Ielpi. Otra lectura posible puede ser El Rosario de Satanás del mismo Zini.

Amor - Guirnalda luces

Para el autor no siempre las luces iluminan al amor. PhotoCredit: Mariana Del Chierico

Pichincha, la zona residencial de las clases populares, se ha transformado en centro de atracción. Sin dudas, los bares de luces suaves serán el escenario de los pactos de amor que se renovarán en el día de los enamorados.

Un hotel de lujo

El mítico Madame Safó hace tiempo se ha transformado en Hotel Ideal, pero todos lo llaman por su antiguo nombre, así como al Comedor Balcarce, bodegón para en buen apetito, es más famoso por su escatológico apodo “el vómito”. El Ideal conserva los esplendores de las viejas épocas, y el bodegón repite las antiguas recetas de ensueño.
El Madame Safó y sus espejos espera a los enamorados que quieran algo diferente en la noche del jueves 14 de febrero.

Amor - Velas Amor San Valentin

Las velas quizás son la iluminación perfecta para el amor, en tiempos de San Valentín hay que darles una oportunidad.

¿Acaso es sólo el amor carnal el propio de los enamorados?

Quizás el enamoramiento pueda ser la idea y una declaración de principios pueda darse en otra forma: una palabra, un tiempo dedicado, un suspiro aliviado. Para los que quieren amasar el sentimiento y ponerle pimienta, nada mejor que el Ideal. La madama, en el corazón de Pichincha, rodeado de cervecerías y centros culturales, pone su chapa de leyenda en el cruel cartel luminoso. Si van ahi los amantes, después me cuentan de qué charla San Valentín.
Los amantes de las ideas, probablemente se queden con un bife de hígado con cebolla. Paradojas de la vida: la carne en el Ideal, las ideas en el Vómito.

PhotoCredit imagen de portada: Mariana Del Chierico

Nicolás Manzi

Autore: Nicolás Manzi

Nicolás Manzi es editor en UNR editora y HyA ediciones, dos sellos editoriales de la Universidad Nacional de Rosario. También lleva adelante un proyecto editorial independiente, Casagrande editorial, en el que promueve las obras de escritores e intelectuales de Rosario. Como escritor ha sido publicado en diferentes medios gráficos con textos de diversa índole.

San Valentín en Rosario: la actualización del amor ultima modifica: 2019-02-14T05:56:52-03:00 da Nicolás Manzi

Commenti

To Top