itRosario

Deportes Entrevistas

Diego Marcelo Beatrice: con el vóley en la valija

Diego Marcelo Beatrice - Con El Equipo

Nacido en San Jorge, departamento de San Martín, Diego Marcelo Beatrice dedicó y sigue dedicando sus días al deporte. El vóley, específicamente, lo llevó a tener distintas experiencias fuera de nuestro país. Estudió en una escuela técnica y completó sus estudios en Rosario. Como entrenador de vóley, corresponde al nivel tres en Argentina (que en Italia, según nos aclara, equivale al segundo nivel). “Y ahora, completé el tercer nivel del sector juvenil en la formación”, agrega. Hoy, con 56 años llenos de aprendizajes y de anécdotas, nos cuenta – a la distancia – cómo empezó a jugar hasta convertirse en entrenador y cómo es su vida en Italia desde hace ya más de diez años.

Diego Marcelo Beatrice: un entrenador internacional

Diego explica que estuvo nueve años en Feltre, provincia de Belluno. “Ahí desarrollé todo lo que es el sector juvenil: la formación desde mi nivel hasta la máxima categoría (serie C –  tercer nivel en Italia). Después, fui a la capital de la provincia, donde estuve dos años con el sector juvenil y donde dirigí varones, también. Luego, pasé a la ciudad de Conegliano, en Treviso, donde la máxima categoría es la serie B (segundo nivel). Me dedico desde siempre a la formación”.

Diego Marcelo Beatrice - Diego Y Su Equipo
Photo Credit: Diego Marcelo Beatrice

“Fui jugador de vóley: me inicié en Atlético San Jorge y jugué en distintos clubes (Gimnasia y Esgrima de Santa Fe, Newell’s Old Boys, Rosario Central). Llegué a jugar cinco ligas nacionales. Después, empecé mi carrera en Olimpia de Santa Teresa, y pasé por Sastre (cerca de San Jorge). Más tarde, estuve siete años en Club Residentes Parque Field, siempre en juveniles. Y dos años en Sonder, donde formé jugadores; un gran club con una familia dedicada enteramente al vóley. Estuve también en Ecuador (en Riobamba y en Cuenca). Una experiencia más de vida que vinculada a lo profesional. Aprendí a resolver ciertas situaciones que uno no se las espera. A Italia llegué en el 2008: había colegas que estaban trabajando y necesitaban un entrenador”, relata nuestro entrevistado.

Los desafíos de vivir en el extranjero

Diego considera que su principal mérito personal es el haberse adaptado a las costumbres, a la idiosincrasia. “Feltre es una ciudad en medio de la montaña. De a poco, vas haciendo gestiones y conociendo a los dirigentes, a los padres”, explica. Básicamente, uno va abriéndose camino. Cuando llegó a Italia, no hablaba ni una palabra de italiano. Aprendió con sus alumnos, pero también mirando tele y leyendo los diarios.

Diego Marcelo Beatrice - Diego Beatrice
Photo Credit: Diego Marcelo Beatrice

“Así, un paso alla volta, uno empieza a relacionarse con la terminología justa, sobre todo. Yo siempre digo que cuando se trabaja en Argentina, en nuestro país, los problemas son otros. Acá, uno está siempre bajo observación, la evaluación es constante. No es fácil mantenerse. Y hacer un buen trabajo tampoco es garantía de que lo vas a mantener. Me sucedió y les ha sucedido a otros colegas”, explica. Si bien nuestro entrevistado se inició en Argentina, considera que Italia le está ofreciendo el terreno para formarse y perfeccionarse. “Hay muchos equipos de vóley y mucha competencia. Es necesario estar a la altura. La actualización es permanente”.

Diego Marcelo Beatrice: “somos argentinos y estamos siempre preparados para adaptarnos”

“Las costumbres son parecidas”, analiza Diego en relación a la vida en Argentina y en Italia. “Hay que meterse adentro de los grupos sociales para llegar a entender ciertas cuestiones del perfil psicológico. Esa es la gran clave. Somos argentinos y estamos siempre preparados para adaptarnos. Hay una frase que dice que sabemos sacarle punta al lápiz. A veces se da, a veces no”, indica. En relación a las diferencias, Diego afirma que no hay muchas. Existe lo que él define como un gran fratellanza. “Siempre encontré gente que me habla muy bien de nuestro país. Nos adaptamos rápido porque las raíces son las mismas. Me sucedía que en una reunión de dirigentes todos hablaban en dialecto bellunese y yo respondía en italiano. El dialecto lo entiendo, no lo hablo por una cuestión de respeto”.

Volver, ¿por qué no?

“Regresaría muy entusiasmado a la Argentina, con grandes desafíos para volver a entrenar, para volver a dirigir equipos del sector juvenil en la formación. Con un bagaglio de conocimientos para volcar en cualquier institución. Extraño lo de siempre. Es difícil vivir lejos de la familia, de nuestras costumbres; no solo del mate, del dulce de leche, del asado, sino de los afectos, de los amigos, que siempre están incoraggiando el trabajo que uno hace”.

Photo Credit imagen de portada: Diego Marcelo Beatrice

Diego Marcelo Beatrice: con el vóley en la valija ultima modifica: 2020-08-11T10:00:19-03:00 da Julieta B. Mollo

Commenti

To Top