Gelateria Italiana San Remo: su historia y tradición en la ciudad - itRosario

itRosario

Entrevistas Gastronomía

Gelateria Italiana San Remo: su historia y tradición en la ciudad

Gelateria Italiana San Remo - El Interior

La Gelateria Italiana San Remo es un ícono de la ciudad. Ubicada en el corazón del barrio Bella Vista, en las calles Godoy y Crespo, ofrece a sus clientes il vero gelato italiano. Abrió sus puertas en el año 1968; y hoy, luego de 52 años de trabajo, son una de las marcas más tradicionales de la ciudad. En esta nota, hablamos con Micaela Scime, una de las integrantes de la tercera generación de esta familia de heladeros. Además, te contamos la historia de este emblemático emprendimiento, cuyo origen es proveniente de la región de Sicilia, Italia.

Gelateria Italiana San Remo: sus fundadores y su historia de inmigración

Los fundadores de la heladería, Vicente Scime y Luisa Traina, son ambos de origen siciliano (de la provincia de Agrigento), pero se conocieron en Argentina. “Se conocieron acá por parientes. Mi nono llegó post guerra a los 26 años y mi nona llegó a los 15 años”, cuenta Micaela, nieta de los primeros dueños de la heladería.  
Más específicamente, Vicente, es de Alessandria de la Rocca, y vino con todos sus hermanos y sus padres. En cambio, Luisa provino de Cianciana. Llegó primero con su papá a trabajar y a ver cómo era la situación en nuestro país. Años después, toda su familia pudo instalarse en la ciudad.

Gelateria Italiana San Remo: una pasión de generaciones

“Comenzaron con este rubro del helado mis nonos y mi tío (el esposo de la hermana de mi papá). Pasaron por muchos trabajos, mi nono principalmente, hasta que le enseñaron el oficio de la heladería. Con el tiempo, se fue acrecentando el trabajo, y se consolidó la heladería en el barrio. Después, siguió mi papá, quien decidió dedicarse por completo a esto. Esa fue la primera generación: de mis nonos a mi papá (Francisco Scime)”, cuenta Micaela.

Gelateria Italiana San Remo - La familia Scime
La familia Scime. A la izquierda, se encuentra Micaela. La acompañan sus hermanos y su padre. Autora: Micaela Scime

Micaela explica también que su madre y su padre se conocieron en la heladería, pues ella era empleada de la misma. La joven reconoció que allí “se fue gestando lo que es la familia”. Y agrega: “eso que ellos con tanta pasión crearon acá adentro, que es el amor por el helado, nosotras ya lo llevamos en la sangre. Hoy, con mis hermanas lo acompañamos a mi papá en el trabajo. Pero también es nuestra vida”.

La pasión por el helado

“La pasión por el helado primero nació como un oficio, como un trabajo. Y después, uno cuando se va metiendo en este mundo, te va atrapando; porque es buscar tu receta, es buscar los balances y, sobre todo, es entregarle el producto, que con tanta pasión estas creando, al otro, al cliente. El helado lo que produce es felicidad. Y en ese entregar, uno ahí se va apasionando, porque vos podés ver cómo el consumidor, cuando come el helado, se alegra. A lo largo de los años, eso se va transformando de ser un trabajo a ser verdaderamente algo que amás. También creo que esa fue la clave por las cuales nuestra heladería tiene 52 años”, confiesa Scime.

Los valores de la heladería

Nuestra heladería se caracteriza por ser familiar. A nosotros, nos vas a ver en la caja, nos vas a ver atendiendo, nos vas a ver elaborando, nos vas a ver administrando las redes sociales. O sea, todo hacemos nosotros, porque creemos que es donde se transmite la esencia. Si bien, tenemos nuestros empleados que son nuestras manos y nos ayudan en un montón de cosas, nuestra teoría y nuestro modo de llevar el negocio y llevar la familia es ese, poder estar: conocer a nuestros clientes, saber sus nombres, reflexiona nuestra entrevistada.

San Remo: il vero Gelato Artigianale

El nombre de la heladería se remonta al conocido festival de música italiana de San Remo. “Le pusieron ese nombre porque en Italia, en la ciudad de San Remo, está el festival de la canción. Entonces, un poco relacionándolo con el helado, nosotros proponíamos que nuestra heladería sea el festival del helado. Por eso, nuestro logo tiene un heladito con una guitarra. También relacionado con la cantidad de sabores que nosotros queremos ofrecerles y relacionándolo con las melodías. Hay miles de melodías, también hay miles de sabores”. Por otra parte, Micaela hace referencia a la esencia de este producto tan rico y solicitado en la ciudad: “tratamos de mantener esas características que se pueden encontrar en el helado italiano, como son la cremosidad, la textura, el sabor, el color. Obviamente, siempre la calidad frente a todo”.

Gelateria Italiana San Remo - Maestro Heladero
Francisco “Chiche” Scime, el maestro heladero. Autora: Micaela Scime

Gelateria Italiana San Remo: un sabor, una historia

“Nosotros tenemos creados más de 200 sabores. La mayoría no se encuentra en otro lugar porque son todas creaciones nuestras. Lo que siempre decimos es que atrás de cada sabor, hay una historia y hay un porqué”. En este sentido, desde la casa, nos recomiendan el sabor Almondjoy, que significa alegría de almendras. Se trata de una crema de coco tostado con almendras acaremeladas y fondue de chocolate. “Es un sabor muy particular porque nos lo recomendó un cliente y vecino del barrio, que había ido a Estados Unidos y había probado una golosina. Al volver, le dijo a mi papá – a quien apodan Chiche -: ‘por favor, haceme un sabor de esta golosina, porque me encantó’. Mi papá lo hizo. Al tiempo, el chico se enferma de leucemia y fallece, lamentablemente. Hoy en día, vienen sus papás y el sabor que eligen es Almondjoy, relata Micaela.

Gelataria Italiana San Remo -Sabores
Los sabores de la casa. Autora: Micaela Scime

Mas historias de sabores

Otro de los sabores destacados es el Milenium, que es a base de sambayón. Tiene, además crema chantilly, mousse de chocolate y almendras. “Ese lo inventó mi mamá. Fue para el año 2000, para el nuevo milenio. Teníamos que tener un sabor que represente ese momento que estábamos atravesando. Hoy, es uno de los más pedidos y es riquísimo, y obviamente nos lleva a la creadora, que fue mi mamá”, recuerda Micaela. Además, nuestra entrevistada cuenta que algunos de los postres que hacía su abuela fueron transformados en helado. En este caso, hablamos del sabor Cassata siciliana que, en conmemoración a cómo lo preparaba la nona Luisa, está hecho a base de una crema siciliana con vainillas en oporto y chocolate.

San Remo y su pastelería

Este invierno que pasó, la heladería estuvo cerrada Pero ese fue motivo para reinventarse y crear nuevos proyectos. En este aspecto, Micaela nos cuenta: “se nos ocurrió poder poner a la venta la pastelería que nos hacía mi nona, que eran productos sicilianos, recetas que traía su mama, su nona”. Así, la familia inició con la venta de cannoli sicilianos, un postre típico de la Sicilia. Se trata de un cañoncito con una masa frita y relleno de diferentes cremas. También, venden pignolata y ciardunas. Este último, es una masa similar a la pastafrola, en forma de tubito y relleno con crema. “Son todos postres dulces que hacía mi nona y que nosotros acostumbramos a comerlos en familia. Nos pareció super interesante poder también llevarlos a la venta”. 

Autora imagen de portada: Micaela Scime

Gelateria Italiana San Remo: su historia y tradición en la ciudad ultima modifica: 2020-10-30T12:30:00-03:00 da Maria Marinelli

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x