NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itRosario

Religión Turismo

La Basílica Nuestra Señora de Lourdes de Rosario

La Basílica Nuestra Señora de Lourdes - frente

La Basílica Nuestra Señora de Lourdes de Rosario es un sitio de la ciudad con una especial significación religiosa. Estos sitios siempre constituyen un atractivo para fieles y peregrinos. Se convierten en una excelente oportunidad para quienes desean realizar peticiones o agradecimientos. También lo son para quienes desean conocer la historia de un lugar a través del arte y de la arquitectura urbana. Es por ello que hoy presentamos a la Basílica Nuestra Señora de Lourdes, la cual junto con el Santuario Basílica Catedral de Nuestra Señora del Rosario y con la Basílica San José componen la tríada de basílicas menores de la ciudad.

La Basílica Nuestra Señora de Lourdes y una devoción especial

Estar frente a la Basílica Nuestra Señora de Lourdes es ya de por sí una maravillosa experiencia para disfrutar. Su imponente belleza arquitectónica y la música que emite el campanario la convierten en algo único. Desde el frente, se puede ver la gruta externa de la virgen, el cinerario y los cinco paneles cerámicos denominados “los cinco misterios luminosos o de la luz”. Esta última es una creación del artista plástico rosarino Rubén de La Colina. A diario cientos de fieles se congregan allí. Entre ellos, se encuentran vecinos, transeúntes, taxistas y caminantes que se detienen a orar y a dejar ofrendas a la virgen para que interceda por los enfermos. Y sea con fines religiosos o turísticos, la visita al altar de la virgen es uno de los principales atractivos para el visitante. El altar está ubicado en la gruta situada en el ingreso.

91 años de la Basílica Nuestra Señora de Lourdes

A principios del siglo pasado, Rosario tenía tan solo nueve parroquias y una población en constante crecimiento. Es así que Monseñor Juan Agustín Boneo, obispo de Santa Fe, decide crear cuatro parroquias nuevas para la ciudad. Ellas son: María Auxiliadora, Inmaculado Corazón de María, San Francisco Solano y Nuestra Señora de Lourdes. El 27 de marzo de 1927, el obispo firma el decreto que las crea. Sin embargo, la parroquia de Lourdes comienza sus actividades en diciembre de 1929, en el lugar donde actualmente funciona la casa de la comunidad. Es decir, al lado de la Basílica.

La Basílica Nuestra Señora - Cúpula
Cúpula de la Basílica y el campanario. Autor: Alejandro Mensi

De parroquia a basílica y algunas obras que hicieron historia

No todo sucedió en un sólo día en los 91 años desde ese 1929, momento en que inicia sus actividades. A través de los años, a la parroquia se le suman numerosas obras. En 1934, se inaugura la cripta y en 1942, la torre y el reloj. Se bendice el templo superior en 1958 y la gruta proyectada por el arquitecto Miguel Angel Micheleti, el 28 de septiembre de 1986; y en el 2004, el mural que representa los cinco misterios luminosos. Pero es el 11 de febrero del 2016, cuando el Papa Francisco la proclama Basílica Nuestra Señora de Lourdes. El 8 octubre de 2017, en un espacio parquizado que está detrás de la gruta de la virgen, se bendijo el cinerario. El cinerario es un espacio para sepultar las cenizas de las cremaciones y tiene la particularidad que se conservan las urnas de manera individual.

La cripta y los vitrales de la Basílica

Subiendo las escaleras, se accede al templo; y ya dentro de él, se puede admirar sus coloridos vitrales. Los vitrales contienen imágenes bíblicas que representan los diez misterios de la luz. Además, otro lugar ineludible para los fieles es el altar, que está ubicado en una gruta situada en la planta baja. Otro punto aparte merece el emblemático campanario. El campanario es único en su tipo y desde la torre emite una melodía especial al barrio: el Ave María. Incontables son las historias vividas por los fieles a través de los años. Sólo por nombrar algunas, miles de parejas dieron el sí en el altar y miles de niños bautizados después pasaron por catequesis, tomaron la comunión y fueron confirmados.

La Basílica Nuestra Señora - frente
La Basílica en el alma y el corazón del barrio. Autor: Alejandro Mensi

La Basílica Nuestra Señora de Lourdes en el alma y corazón del barrio

Monseñor Juan Agustín Boneo, obispo de Santa Fe, en 1927 firma el decreto que crea la parroquia Nuestra Señora de Lourdes. Y aunque sus actividades comienzan dos años después, desde ese mismo día, la parroquia está en el alma y en el corazón del barrio. Sin embargo, es mucho tiempo después que se formaliza el nombre de este último. El 24 de mayo de 2007, el Concejo Municipal aprueba la ordenanza Nº 8174 por la cual se lo reconoce con el nombre de barrio Nuestra Señora de Lourdes. Ubicado al oeste del centro de la ciudad, se extiende desde Boulevard Oroño hasta Vera Mujica y desde Córdoba hasta la Avenida Pellegrini. Entre otras instituciones, el él encontramos el Complejo educativo Edmondo D’Amici, la Dante Alighieri y la Asociación Familia Abruzzesa.

La réplica de la Gruta de Massabielle

La gruta de la Basílica de Lourdes de Rosario es una réplica de la gruta de Massabielle (Francia). El lugar hace referencia a las apariciones de la Virgen de Lourdes en 1858 ante la pastora Bernardette Soubirous. Bernardette buscaba leña en compañía de su hermana y de una amiga cerca del río Gave. Se acerca a una gruta y se encuentra con una joven vestida con una túnica blanca, quién además tenía un rosario es sus manos. Se acerca y comienzan a rezar juntas. El caso es que la virgen se le aparece sólo a ella y el resto de las personas no pueden verla; por ello, es motivo de burlas generalizadas. La virgen le encarga la construcción de una capilla en la gruta, y además, que realice una procesión.

La Basílica Nuestra Señora de Lourdes - Misterios
Los misterios luminosos, de Rubén de la Colina. Autor: Alejandro Mensi

Los cinco misterios luminosos o de la luz

El Papa Juan Pablo II, en el 2002, añade cinco misterios más al Santo Rosario, a los que denominó misterios luminosos o de la luz. Estos misterios son el bautismo en el Jordán, la autorrevelación en las bodas de Caná, el anuncio del Reino de Dios, la transfiguración en el monte y la institución de la eucaristía. Por ello, la creación de los cinco misterios lleva el cura párroco Fernando Varea Barcala a pedirle a Rubén de la Colina que realice una obra alusiva. Entonces, en el 2004, año de la celebración del 75 aniversario de la creación de la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, quedan inaugurados los murales. Estos paneles, que representan los cinco misterios nuevos, completan a los diez expuestos en los vitrales del templo superior.

Rubén de la colina y su obra

Rubén de la Colina nació en La Rioja, en 1926, y murió en Rosario, el 21 de octubre del 2007. Entre las múltiples actividades que desarrolló en la ciudad, ejerció el cargo de director del Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino. Fue pintor, grabador, crítico de arte, ilustrador y profesor en la Facultad de Humanidades y Artes y en la Escuela Provincial de Artes Visuales. Además, estudió dibujo y pintura con Hugo Ottmann, grabado con Juan Grela y técnicas de materiales con Enrique Uriarte. Entre sus obras, se destacan: la serie de xilografías tituladas Tinkunaco, las pinturas de capillas Jesuíticas argentinas y los murales cerámicos “Los cinco misterios luminosos”.

De la Colina en la mirada de Gary Vila Ortiz

Gary Vila Ortiz fue un periodista y escritor rosarino y, además, amigo de Rubén de la Colina. Juntos compartieron muchos proyectos artísticos, entre otros, “70 veces 7” y “Poemas y maderas”. Por entonces, en el año 2008, Gary escribe lo siguiente en la revista La Buhardilla de Papel: “fue por 1972. Yo estaba con una hepatitis de esas benignas, que a mí al menos me hizo sentir bien. Rubén y su esposa Pituca me vinieron a visitar casi todos los días -setenta de ellos – o al menos ahora mi memoria me dice que estuvieron presentes cada uno de esos días”. Y después, agrega: “fue durante ese tiempo – Rubén me había prestado una máquina para poder escribir en la cama – que se nos ocurrió eso que desde un comienzo fueron los cuadernos de ‘Poemas y Maderas’”.

Santa Rosa
Santa Rosa de Lima: una de las siete parroquias del circuito religioso sugerido en Rosario. Autor: Alejandro Mensi

La Basilica Nuestra Señora de Lourdes en el circuito del turismo religioso

Y para concluir, queremos resaltar que los lugares con significación religiosa siempre constituyen un atractivo para fieles y peregrinos. Excelente oportunidad para realizar peticiones o agradecimientos y una buena ocasión para conocer una ciudad a través del arte y la arquitectura. Si bien se pueden recomendar otros sitios de interés religioso y espiritual, en nuestra ciudad se sugiere un circuito que abarca siete iglesias. Ellas son: el Santuario Basílica Catedral de Nuestra Señora del Rosario, la Basílica San José y la Basílica Nuestra Señora de Lourdes; además de las parroquias María Auxiliadora, el Santuario de San Cayetano, Nuestra Señora del Carmen y Santa Rosa de Lima.

Autor imagen de portada: Alejandro Mensi

La Basílica Nuestra Señora de Lourdes de Rosario ultima modifica: 2020-10-15T12:00:00-03:00 da Alejandro Mensi
To Top