NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itRosario

Entrevistas Italianos en Rosario

Cristina Lavagna: un libro, un amor y una nueva vida

Cristina Lavagna - Cristina Y Su Hija Giulia

La historia de Cristina Lavagna parece sacada de una película o por qué no, de un buen libro. Dicen algunos que las casualidades no existen. Y cómo no pensarlo al saber que fue en parte gracias a un libro (de Cortázar, vale aclarar) que la protagonista de esta nota encontró el amor y se mudó de Milán a nuestro país. Lo afirma el cantante italiano Biagio Antonacci en uno de sus temas musicales: a volte il destino ha più fantasia di noi.

Cristina Lavagna: una historia con origen en San Remo

La protagonista de esta nota nació en San Remo, en la provincia de Imperia, en julio de 1966. Sus padres vivían en Bordighera, un pueblo sobre el mar cerca de la frontera con Francia. Fue allí que transcurrió toda su infancia y adolescencia. “Es un lugar bañado por una luz y una naturaleza extraordinaria, inspiración de muchos artistas, como Oscar-Claude Monet, que pintó ahí una gran cantidad de sus cuadros muy hermosos”, confiesa.
Al reflexionar sobre su tierra, Cristina cuenta que la Liguria es una tierra extraña. “Si bien es parte del continente, al estar circundada por mar y montañas, uno tiene la sensación de estar en una isla. Y de hecho, también es isleño el carácter de sus habitantes”, explica.

Cristina Lavagna - Bordighera
PhotoCredit: Cristina Lavagna

“Gente de redes, pescadores, pero también de saber lidiar con una tierra áspera que con sudor fueron convirtiendo en terrazas cultivadas de flores y olivos. Mar, montañas y también muchas palmeras que llegaron desde Egipto en el año mil, junto a un sacerdote franciscano que se enamoró de esa tierra y decidió quedarse a vivir ahí para siempre. Hoy todos lo conocen como San Ampelio, el patrono de la ciudad”.
Para Cristina, crecer en ese lugar fue algo extraordinario. “Pero como suele pasar cuando se vive en un pequeño pueblo, llega un momento en el que la realidad que te rodea se vuelve también pequeña”.

Cristina Lavagna - Frente De La Iglesia
PhotoCredit: Cristina Lavagna

Cristina Lavagna: hacia nuevos rumbos

Fue así que cuando terminó la escuela secundaria, Cristina Lavagna decidió partir e instalarse en Milán con el objetivo de estudiar Ciencias Políticas. El lugar rápidamente se transformó en su segunda casa y allí permaneció por más de 20 años.
“Primero estudiando y más tarde trabajando en el campo editorial. Integré durante años el grupo ‘Unicopli’, un conglomerado dedicado a la edición, distribución y venta de libros. Me desempeñé en varios roles. Uno de esos, podríamos decir, es el que me trajo hasta acá”.
Cristina cuenta que cada año tenían la costumbre de organizar una gran librería para el Festival Latinoamericano. Este último es un evento cultural muy importante que fue creciendo tras cada edición. Y así, explica la entrevistada, acabó por convertirse en uno de los espacios de encuentro con la cultura latinoamericana más reconocido de toda Italia.

Cristina Lavagna - Prieto
PhotoCredit: Cristina Lavagna

Cristina Lavagna: un libro y un amor

Cristina cuenta que era la encargada de organizar ese evento. “Era de una variedad bastante inusual. No solo contaba con una gran propuesta de autores traducidos al italiano, sino también de una variada cantidad de ediciones en lengua original. Realizábamos encuentros y eventos literarios de todo tipo, pero lo más esperado eran siempre las presentaciones y charlas con escritores”.
Casi como si hubiese estado predestinado, fue en uno de esos festivales que Cristina conoció a su actual compañero: un argentino de Rosario en búsqueda de un libro bastante raro de Cortázar. “Según repetía con insistencia, lo había visto exhibido unos días antes”.
El libro, cuenta Cristina, nunca apareció. “Es quizás por eso que desde hace ya dieciocho años andamos acompañándonos en cada recorrido, de acá para allá, a la búsqueda del ejemplar perdido de Cortázar. Lo que sí logramos encontrar, con mayor disfrute y facilidad, fue a nuestra hija Giulia, que en pocos meses cumple quince años”.

Cristina Lavagna - Cristina Y Hernan
PhotoCredit: Cristina Lavagna

Vuelo directo a Rosario

Cristina llegó a la ciudad en el 2003 y era la primera vez que viajaba a Sudamérica. Confiesa que la ciudad la acogió como una más. “Me encontré con una sociedad mucho más cercana y afín a la mía de lo que me esperaba. Siempre me sentí muy cómoda, a pesar de las diferencias, a veces estructurales e inalterables”.
A pesar de su traslado, el vínculo con su tierra natal nunca lo perdió. Pues allá tiene a toda su familia y también su trabajo está conectado con una ida y vuelta permanente. Para Cristina, la realidad del migrante a veces parece estar configurada como una suerte de trampa
“Al tiempo que posibilita el estímulo de esa fascinación que atraviesa todo recién llegado, también potencia la melancolía hasta terminar confundiéndonos sobre las virtudes o los padecimientos de no tener raíces o de tener quizás demasiadas. Cuando estás acá, extrañas allá. Y viceversa, ¿me explico?”.

Cristina Lavagna - El Mar En Invierno
PhotoCredit: Cristina Lavagna

Uno siempre vuelve a esos sitios que lo hicieron feliz

Pensando un poco en su futuro, Cristina confiesa que, según cree, su vida va a terminar con la vuelta. Aun cuando los vínculos que construyó acá son realmente muy fuertes. “Además de las bellezas tan diversas de Argentina que la hace un país verdaderamente muy hermoso desde un punto de vista de la naturaleza, creo que el rasgo fuerte de esta sociedad de inmigrantes es el sentido de la amistad y de la fraternidad. En fin, de la familia por elección. Si tuviera que explicarle a un italiano el porqué de mi amor por esta tierra, recorrería básicamente ese terreno: el del compartir y el del pertenecer, ejes de sus relaciones humanas”.

Cristina Lavagna - Consolato Italiano A Rosario
PhotoCredit: Cristina Lavagna

Sapori&Saperi: las redes sociales al servicio de la cultura

Fiel a su país y a sus costumbres, Cristina lleva a delante un proyecto en Instagram conocido como Sapori&Saperi. En su perfil comparte todo aquello que la remite directamente a su tierra.
“Mi otra gran pasión, como buena italiana, es la cocina. Pero siempre mirada come una forma de descubrimiento de algo más profundo, como si cada plato fuera un velo detrás del cual siempre hay algo más que espera ser descubierto. Detrás de una receta siempre hay una historia que contar, un saber de una comunidad”.
“El concepto eje es la transmisión de saberes a través de los sabores, el poder compartir ciertos aspectos de la cultura italiana poco frecuentados. Quisiera que podamos permitirnos explorar un poco más, dar un salto sobre aquello que tradicionalmente se entiende por cultura italiana, y a su vez, intentar incursionar en un marco cultural más contemporáneo”.

Cristina Lavagna - Pizza Sardenaira
PhotoCredit: Cristina Lavagna

Una historia sin fin

El vínculo de Cristina con el universo editorial siempre se mantuvo. En 2012, la entrevistada presentó un proyecto de traducción al italiano de autores argentinos bajo el marco del “Programa Sur”, impulsado por la Cancillería Argentina. “La propuesta fue seleccionada y así pude dedicarme casi exclusivamente a la traducción literaria. Junto a la editorial ‘Unicopli’ de Milán, publicamos cuatros títulos de autores de lengua rioplatense, entre los cuales hay tres rosarinos”.

PhotoCredit imagen de portada: Cristina Lavagna

Cristina Lavagna: un libro, un amor y una nueva vida ultima modifica: 2020-02-17T08:39:24-03:00 da Julieta B. Mollo
To Top